Caso Huawei: análisis de un discurso real en China

Caso Huawei: análisis de un discurso real en China

Caminar por China siempre es una sorpresa, pero toparte con un evento sin audiencia en el que una presentadora se dirige a un público inexistente resulta la antítesis de una comunicación eficaz. El protagonista del siguiente post es, precisamente, parte de este monólogo recogido en un vídeo.

Haciendo "oídos sordos" a lo que se dice y sin analizar, por tanto, el contenido verbal, podemos basar el análisis de este discurso en los siguientes ítems principales. Aún siendo consciente de que se trata de un análisis occidental de un discurso oriental, he intentado eliminar de estos ítems cualquier aspecto que pueda deberse a un cambio cultural:

  1. Escenografía: se trata de una escenografía original, un ordenador portátil gigante  en cuya pantalla aparece una presentadora para explicar a los viandantes algo. Como se trata de tecnología, hubiese sido muy TOP que el teclado simulado de ese portátil gigante fuese táctil y que los espectadores pudieran jugar con él saltando sobre sus diferentes teclas.
  2. No leer: cuando comunicamos, es mejor no tener papeles, sino transmitir esa idea con un contacto más directo con quienes pasean por allí. Al no leer un papel, podemos establecer un contacto con la mirada con los viandantes y la probabilidad de que se detengan a escucharnos y, por ende, entren en el stand, es mayor. De hecho, esta presentadora comienza a leer justo en el momento en el que dos viandantes se animan a entrar en el stand, en vez de invitarles a pasar con una mirada amable y cercana.
  3. Cómo moverte por el espacio: también conocido como proxémica. Es positivo para conseguir una comunicación eficaz moverse por el espacio que tenemos disponible, utilizarlo y controlarlo. Deberemos caminar por él con naturalidad y de una forma relajada, hacerlo con movimientos bruscos, abruptos y rápidos nos restará credibilidad.
  4. Adaptarte a la audiencia: en la medida de lo posible, el discurso deberá ser adaptado a la audiencia que te escucha en cada momento, tanto espectadores offline como online. En este caso, la presentadora repetía el mismo discurso de manera cíclica sin adaptarlo a quien en cada momento le pudiese escuchar o, incluso, a mí que le estaba grabando con un móvil y en ningún momento mira a la cámara ni a mí.
  5. Recursos multimedia como atrezo: debido a que nuestro público puede ser más afín a estímulos sonoros, visuales o experienciales (en función de cómo son en relación a la PNL -programación neurolingüistica-: visuales, auditivos y kinestésicos), es bueno que al ofrecer un discurso utilicemos diferentes estímulos para que todos ellos nos presten atención y aumentemos así nuestra eficacia en la comunicación.

Estas recomendaciones son aplicables lógicamente no sólo a este discurso, son muchos los eventos -de cualquier nacionalidad- en los que podemos detectar mejoras en alguno de estos cinco puntos.

En cuanto al contenido y gracias a los profesores de 8belts que en una de mis clases de chino me ayudaron a traducir lo que decía, la presentadora cuenta la mecánica de un juego que está realizando Huawei, se trata de una publicidad de Huawei en la que anima a los viandantes a descargar su aplicación, seguirles en sus redes sociales y participar del juego explicado.

Conociendo dicho contenido, yo hubiera optado por una escenografía diferente donde el hecho de llamar la atención de la gente no dependa sólo de una presentadora con un mismo discurso que repite en bucle. Quizá otro tipo de espectáculo hubiera llamado más la atención de los asistentes y ya una vez dentro del original stand haberles explicado la mecánica del juego.

Recuerda, no hables: comunica