Versos que mueven entrañas, palabras que transmiten pasión, tristeza, alegría o el placer más absoluto cuando son interpretadas con la misma fuerza, sentido y respeto con la que en su día fueron creadas. Porque las palabras tienen el poder de cambiar el mundo y bien conjugadas suenan con ritmo viral.

Alejandra Martínez se ha convertido en una influencer del verso. Tras ganar la competición poética “Po3try Slam Madrid” haciendo rimar letras de canciones machistas para crear así un alegato feminista digno de escuchar. La popularidad de Alejandra Martínez ha subido como la espuma de una botella agitada a la que le dan la libertad de expresarse sin corchos que la coarten.

Respecto al contenido, en menos de tres minutos combina más de 20 conocidas canciones cuyas letras ofrecen una imagen estereotipada de la mujer.

Factores por los que este vídeo podría haberse convertido en viral

1. Como es lógico, existe una pieza audiovisual que difundir.

2. El contenido está vinculado con una preocupación social: el tema tratado importa a la gente y no la deja indiferente.

3. Está bien contado, el paralenguaje utilizado es correcto. Alejandra varía su entonación, cuenta los versos otorgándole a cada palabra su importancia, varía el tono de su voz y también el volumen que utiliza con el fin de que su poema resulte ameno y cautivador para el público.

4. Controla el espacio que ocupa, sus movimientos corporales ayudan a involucran a todo el público y, a la vez, su movimiento controlado y pausado permite que los usuarios online sean capaces de seguir su discurso sin sufrir agitación por ver gestos o movimientos muy rápidos.

[ #Neotelling. Recuerda que los movimientos en un discurso presencial o en un gran auditorio pueden ser más rápidos, pero al dirigirnos a un auditorio online necesitamos hacerlo de una forma más pausada con el fin de asegurar la eficacia en la comunicación ]

El único inconveniente con el que se habría encontrado Alejandra y que consiguió solventarlo de una manera muy decente fue el cable del micrófono que le impedía caminar por el espacio sin temor a tropezarse con el mismo.

5. Si cuentas algo con pasión, mueves al auditorio hacia tu objetivo final y Alejandra transmite cada verso con una gran pasión: le importa este tema y así lo transmite. Por ello, su credibilidad es total.

2,2 millones de reproducciones y 38.147 veces compartido… Éstos son los datos que recoge -y en ascenso- el vídeo publicado en Facebook de su poema: “Cállate y déjanos bailar”.

Gracias a esta viralidad, Alejandra ha decidido crear su propio canal de Youtube con el fin de publicar ahí otros poemas que componen su repertorio artístico. ¿Abrirá Alejandra la veda para un nuevo modelo de Poemtubers? Si booktubers son aquellos adolescentes y jóvenes que ofrecen críticas de libros en Youtube, ¿Poemtubers serán aquellos que interpretan poemas en dicha red?

Otros vídeos de Alejandra

No me preguntes cómo estoy

Poesía sobre el fútbol (Po3try Slam Madrid)

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish