La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”

ALBERT EINSTEIN

Tal y como publicaba en posts anteriores, la tecnología se ha vuelto indispensable en cualquier evento físico que quiera tener una vida más allá de una visita de 2 horas. En este post, defino qué es, para mí, digitalizar un evento y señalo 5 oportunidades donde poder materializar estas ideas.

Para definir qué es “Digitalizar un evento” he elegido, por la visualización de la metáfora y como guiño a un pasado vivido, el símil con la “digitalización de contenido analógico”. ¿Qué ha pasado con todas las cintas analógicas que se almacenaban en inmensas estanterías de medios de comunicación? Que han pasado de ser seres inertes a los que sólo se acudía en contadas ocasiones a convertirse en inmortales obras gracias a la digitalización de esas cintas. Cualquier contenido digitalizado podrá consultarse en cualquier momento a través de buscadores relativamente sencillos.

Pues bien, con la digitalización de un evento ocurre algo similar. A través de diferentes acciones, trasladamos a los visitantes al eventos al entorno online de la marca. ¿Cuáles son los objetivos de la difusión online de un evento?

1) Aumentar la difusión del evento llegando a personas que no estuvieron en el evento.

2) Mejorar el recuerdo de nuestra marca. Los asistentes habrán comenzado con su asistencia al evento a interaccionar con la marca y a recibir determinados estímulos de la misma con el fin de crear una relación.

3) En términos más cuantitativos, con la digitalización de eventos aumentamos las métricas principales de la página web o RRSS donde se derive al usuario.

Ideas y eventos 2016 potencialmente digitalizables

1) Retail Forum 2016: precisamente porque este evento es un encuentro visionario de lo que ocurrirá en el sector, cada conferencia y elemento que compongan dicho evento tendrán que tener una repercusión online con el fin de “predicar con el ejemplo”.

2) AIFW Amsterdam International Fashion Week: por supuesto, las ferias de moda en todos los países son muy interesantes en la digitalización de eventos. En ellas se pueden utilizar dispositivos como Beacons, tecnología NFC, probadores virtuales en tienda, acciones de geolocalización o cualquier soporte interactivo…

3) Simo Educación es el Salón de Tecnología para la enseñanza y en 2015 ya repuntaba en creatividad tecnológica promoviendo, precisamente, lo que defienden entre sus valores: demostraciones prácticas que pueden ser grabadas, discursos de “tú a tú”, robots educativos, pantallas…

4) Omexpo 2016: al igual que ocurre con el evento anterior, gracias a la inclusión de las nuevas tecnologías en el evento, éste ha superado su pena de muerte. La creatividad de los stands allí presentes generará una mayor interacción de los usuarios en las RRSS y, con ello, la vida del evento perdurará en la red a través de imágenes, tweets, comentarios, vídeos…

5) Eventos propios de empresas: serán en éstos en los que las empresas podrán echar a volar su imaginación en cuestión de qué acciones llevar a cabo para digitalizar el evento. Esto es debido a que no tendrán que adaptarse a requisitos de espacio, disponibilidad de pantallas… Desde descargables gratuitos hasta sampling a través de reconocimiento facial, concursos de micro-relatos en blogs, acciones con NFC… Todo en función de cada presupuesto.

Lo más importante al digitalizar un evento es tener claro el objetivo que tenemos con ello, definir las acciones creativas más rentables para el presupuesto disponible y, sobre todo, usar la tecnología para conseguir dicho objetivo, no por moda o tendencia.

Si te interesa la comunicación con nuevas tecnologías y hablas en público, puede que te interese mi libro: “Neotelling. El arte de comunicar con tecnología“. ¡Disfrútalo!

footer libro


0 comentarios

Deja una respuesta