#SomosVallians, trabajo en The Valley, tengo la camiseta puestísima como se dice en el mundo empresarial, y como todo en la vida -también en el mundo de las camisetas- hay que dar la talla. Estamos en un mundo cambiante en el que el aprendizaje para toda la vida es algo asumido por todos. No basta con conocer las tecnologías de hoy, necesitamos investigar sobre las del mañana y analizar el impacto que cada una de ellas tendrá en cada negocio.

¿Qué es ser exponencial?

Yo creo que ésta es la pregunta del millón, la que lo cambia todo, la que pone en jaque a la moda y la lógica, es la pregunta del cambio.

Según Wikipedia -y lo cito como fuente adrede porque soy de la generación que vio cambiar la concepción de esta web y que vio cómo la fuente del conocimiento colectivo se hacía un hueco en universidades que no sabían cómo encajar este cambio de paradigma: el conocimiento ya no residía sólo en sus libros y sus profesores-, la expresión crecimiento exponencial se aplica a una magnitud tal que su variación en el tiempo es proporcional a su valor, lo que implica que crece cada vez más rápido en el tiempo.

En términos prácticos, poner el foco en aquello que convierte un negocio, un proyecto o una vida en algo exponencial supone encontrar un punto de inflexión que acelerará el crecimiento de ese negocio, proyecto o vida.

Cuando hablamos de tecnología exponencial lo hacemos de elegir aquella tecnología que supone un punto de inflexión en el crecimiento de un negocio y lógicamente para cada empresa esa clave será diferente.

¿Qué he aprendido en el Programa de Directivos Exponenciales?

El PDE+ prepara a Directivos para liderar desde la innovación la transformación de sus organizaciones a través de la exploración de las tecnologías exponenciales: blockchain, inteligencia artificial, robótica, realidad inmersiva, nanotecnología, neurociencia…

  • Lo primero que he aprendido es que aunque puedes conocer un término, no le sacas un partido real hasta que no le encuentras una utilidad práctica en tu vida -profesional o personal- y eso requiere un conocimiento mayor.
  • El saber nunca ocupa lugar: cuanto más conocemos, más estimulado se encuentra nuestro cerebro y más creativos somos.
  • La diversidad de perfiles en el PDE genera preguntas multidisciplinares que hacen que aprendas desde diferentes perspectivas un mismo concepto.
  • Y, por supuesto, he aprendido mucho sobre tecnologías: blockchain, impresión 3D, realidad aumentada, experiencias inmersivas, robots, automatización de procesos…

¿Y cuál es el poso del PDE?

El poso de este programa es el “saber mirar”. La magia para mí ha sido el de conocer las tecnologías de otro modo, el de detectar más oportunidades de crecimiento en ellas y el de reforzar la idea de la importancia de la estrategia en cualquier decisión.

¡Os dejo el enlace al programa aquí!

“La tecnología por si sola no basta. También tenemos que poner el corazón”. Jane Goodall

Categorías: Blog

Deja un comentario

es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish